como ignifugar una nave industrial

Como ignifugar una nave

En la actualidad, uno de los riesgos más comunes y contra el que las empresas deben protegerse es el riesgo de incendio. Un incendio puede originarse en el momento menos esperado y por la causa menos previsible por eso es importante tener un sistema de protección eficaz para luchar contra el fuego.

Medidas para ignifugar una nave

Las naves industriales son lugares de trabajo que pueden tener infinidad de usos por lo que es importante ignifugar una nave. Ignifugar una nave significa garantizar la seguridad del edificio. A
través de esto vamos a prevenir la aparición de cualquier tipo de chispa que pueda ser causa de una llama y esta de un incendio.


Con estas medidas conseguimos, en primer lugar, evitar su propagación por el resto del edificio, y en segundo lugar, a través de diferentes mecanismos, facilitamos una rápida extinción para asegurar que no se ocasiones daños materiales y sobre todo evitar que se produzcan daños humanos. En la regulación actual contra incendios ignifugar una nave es una obligación indispensable para poder realizar el trabajo con normalidad. Es un proceso que debe estar presente en todas las fases desde la edificación como por ejemplo utilizando pilares de hormigón que sean resistentes al calor, a la vez que dificultan la propagación del incendio hasta instalación de sistemas de protección como alarmas, sistemas automáticos de agua o puertas de salida de emergencia resistentes al fuego. Alguno de los métodos más recomendados para ignifugar una nave industrial es el empleo de materiales que por sus propiedades son resistentes al calor.


Uno de estos materiales es el mortero ignífugo. Es un material muy empleado para proteger vigas. Se instala el mortero alrededor de la viga poniendo primero una malla metálica alrededor para asegurar la adhesión de este al hormigón o metal con el que está hecha la viga.


Otro material muy empleado en la protección contra incendios es la pintura intumescente. A través de esta pintura conseguimos crear una capa superficial que por las propiedades de la pintura evita que estos elementos alcancen altas temperaturas. Esta pintura al entrar en contacto con el fuego se expande consiguiendo así que el fuego tarde más en llegar al material estructural de la viga. Otra de las medidas que podemos emplear para proteger una nave contra los incendios es colocar franjas cortafuegos a través de diferentes sistemas como por ejemplo con la utilización de paneles rígidos de lana de roca que eviten la propagación del incendio a otras partes de la construcción. El presupuesto necesario para ignifugar una nave variará dependiendo del espacio y amplitud de la misma y de los diferentes materiales y sistemas que deseemos instalar. Pero podemos fijar un intervalo de entre 15 euros el metro cuadrado hasta más de 50 euros el metro

Sin comentarios

Añadir un comentario