Rociadores contra Incendios

Ofrecemos los mejores tipos de rociadores contra incendios en Barcelona y Cataluña.

SOLICITA TU PRESUPUESTO

 Completa el formulario para recibir más información

Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

rociadores contra incendios

Para poder sofocar con éxito un incendio, debemos contar con sistemas de abastecimiento de agua. No obstante, hay otros elementos que también nos pueden ser de utilidad y que son claves para la prevención. Concretamente, estamos hablando de los rociadores contra incendios.

¿Qué son los rociadores contra incendios?

Son unos de los sistemas de protección y extinción contra incendios más utilizados que podemos encontrar para edificios y naves. Detectan el incendio rápidamente y lo apagan mediante la aspersión con agua. De esta forma también evitan su propagación y facilitan las labores de apagamiento a los bomberos.

Su base es un conjunto de tuberías suspendido en el techo que cuenta con una conexión a una toma de agua. Dispone de un sistema de boquillas de descarga que procede a liberar el agua en caso de detectar un incendio.

Los podemos usar como mecanismo de protección en una amplia variedad de locales. No obstante, su uso está desaconsejado en aquellos lugares en los que el agua no está indicada como agente extintor. En estos casos debemos escoger otro tipo de sistemas.

Los sistemas de rociadores automáticos son equipos que distribuyen el agua sobre un incendio, de forma automática y en cantidad suficiente para extinguir, prevenir la propagación o contener un incendio.

Los rociadores automáticos se suelen utilizar para proteger instalaciones interiores en edificios. Estas instalaciones permiten proteger la mayoría de los establecimientos, excepto en algunos casos en los que el agua no puede emplearse como agente extintor. Estos sistemas tienen la capacidad de actuar de forma autónoma sin necesidad de sistemas externos.

Los componentes principales de estas instalaciones son: rociadores automáticos, válvulas, tuberías de distribución y los equipos auxiliares (alarmas e instrumentos de supervisión).

La norma estatal de referencia para el diseño de instalaciones de rociadores automáticos, es la Norma UNE EN-12845. En algunas ocasiones se puede recurrir a otras normas internacionales de reconocido prestigio.

Según la Norma UNE EN-12845 tenemos 4 tipos de riesgos:

Riesgo Ligero - RL: actividades con baja carga de fuego y combustibilidad baja.

Riesgo Ordinario - RO: actividades donde se procesan o fabrican materiales combustibles con carga de fuego y combustibilidad medios.

Riesgo Extra – RE: actividades donde los materiales tienen una elevada carga de fuego y alta combustibilidad, o almacenamientos de gran altura.

¿Cómo funcionan?

Su funcionamiento es relativamente sencillo, ya que todo el proceso de activación se desarrolla de manera totalmente automática. A continuación detallamos todo el procedimiento:

  • En cuanto detecta la presencia de calor, el rociador se activa.
  • De manera inmediata empieza a descargar el agua sobre el fuego para intentar controlarlo. Si es muy intenso se irán abriendo más rociadores.
  • Normalmente, el fuego es controlado en este momento, ya que suelen tener una tasa de efectividad muy alta, por lo que no suelen abrirse más de cinco rociadores.

Tipos de rociadores

Dependiendo de la forma en que se activen, podemos encontrar dos tipos de rociadores contra incendios. Los que disponen de un elemento termosensible incorporado y los que están conectados directamente a un detector de incendios, ya que carecen de dicho elemento.

Rociadores con elemento termosensible

Aquí nos encontramos con que la salida de agua está taponada por un elemento termosensible que se destruye en el momento en que se alcanza una temperatura determinada. Podemos encontrar dos tipos de elemento:

  • Fusible de disparo. Está compuesto por dos placas metálicas que se hallan unidas por una soldadura con un punto de fusión calibrado. Cuando el calor ablanda la soldadura, la presión que ejerce el agua hace saltar el tapón.
  • Bulbo termosensible. El tapón es mantenido mediante una cobertura de cristal. Dicha cobertura es rellenada parcialmente con un líquido. El calor del incendio origina que el líquido se dilate y la presión del vapor que se genera rompa el cristal liberando el tapón y el agua.

Rociadores conectadores a detector de incendios

Una vez detecta la presencia de humo en el ambiente, se activa la electroválvula que permite que entre en funcionamiento el rociador.

¿Para qué sirven?

Su función básica es la de prevención y extinción de incendios. Una de sus ventajas es que no requiere de la intervención humana para ponerse en funcionamiento. Los rociadores contra incendios son una manera eficaz de proteger nuestros inmuebles de la acción del fuego.

IGNOFOC dispone de equipo técnico para realizar el diseño, la instalación y el mantenimiento de redes de agua para sistemas de rociadores automáticos según Norma UNE EN-12845.

DÉJANOS UN MENSAJE Y ATENDEREMOS TU SOLICITUD


Expertos en seguridad Activa

Equipo especialista en rociadores

Presupuesto ajustado a tu medida

Eficacia y rapidez en la instalación

Total garantía en la seguridad activa

Estamos siempre a tu servicio. ¡Llámanos!

LLÁMANOS AHORA PARA MAYOR INFORMACIÓN

ESTAREMOS ENCANTADOS DE ATENDERTE

LLAMA YA