diferencias entre seguridad pasiva y activa incendios

¿Conoces las diferencias entre seguridad pasiva y activa contra incendios?

La seguridad pasiva y activa son fundamentales en el caso de que se produzca un incendio. Las dos deben formar parte de un plan eficaz y suponen la manera óptima de actuar contra el fuego. No obstante, conviene tener en cuenta que se debe complementar con un plan de evacuación. Tanto en edificios como en otro tipo de inmuebles, no se debe prescindir de ellas.

¿Qué es la seguridad pasiva incendios?

Cuando hablamos de seguridad pasiva nos estamos refiriendo a una serie de medidas preventivas que evitarán que se produzcan demasiados daños . Asimismo, aumenta el tiempo que pueden tener las personas dentro de un inmueble para que todas puedan ser evacuadas sin problemas. Para ello, conviene tener en cuenta algunos elementos que serán fundamentales:

  • Uso de materiales que no sean inflamables y que puedan frenar la propagación del fuego. Estos deben estar colocados en lugares estratégicos. Los recubrimientos específicos o los aditivos inhibidores son los más usados en estos casos.
  • Compartimentar el edificio para poder reducir los daños una vez iniciado el fuego. Hay que prestar atención y mejorar los cierres, poner placas y paneles resistentes a incendios, y garantizar buenos sellados que limiten la propagación de gases.

¿A qué nos referimos con seguridad activa?

Contrariamente a lo anterior, la seguridad activa se basa en la alerta sobre el incendio e impedir su propagación, no en la contención y prevención de los daños tal y como sucedía en el caso de la seguridad pasiva. Por lo tanto, en la seguridad activa entran en juego los sistemas de detección y alarmas de incendio que deben garantizarse que funcionan sin problemas para iniciar la evacuación.

Asimismo, la seguridad activa también comprende los extintores, bocas de incendios, mangueras, sistemas de abastecimiento de agua y equipos que permitan protegerse del fuego. La ventilación mecánica de un edificio forma parte de este tipo de seguridad y ayuda a despejar las zonas de evacuación, al mismo tiempo que mantiene libre de humo otras zonas de vital importancia.

La seguridad pasiva y activa se complementan

Prevenir y actuar son dos de las máximas presentes en estos dos tipos de seguridad. De hecho, es difícil encontrar solo seguridad pasiva o activa en un inmueble. Por norma general, resulta obligatorio disponer de ambas, ya que se complementan y garantizan una mayor protección tanto de las personas como de los elementos que pueda haber en el interior de un edificio.

Con todo, la seguridad pasiva y activa contribuye a hacer los edificios más seguros y a la seguridad de las personas que haya en su interior. Además, minimiza los daños, algo sumamente importante porque los desperfectos que puede causar un incendio pueden resultar devastadores. No se puede sacrificar un tipo de seguridad por otra, ya que ambas tienen el mismo objetivo.

Sin comentarios

Añadir un comentario