Puertas cortafuegos

Tipos de puertas cortafuegos

En la actualidad podemos elegir entre los distintos tipos de puertas cortafuegos que existen. Se usan para evitar la propagación de un posible incendio, algo que consiguen gracias a unos sistemas con sectores que actúan como barrera para frenar el fuego. Así, ayudan a ganar tiempo y a que podamos abandonar el edificio con mayores garantías.

¿Qué tipos de puertas cortafuegos existen en el mercado?

Aunque la función de estas puertas es idéntica con independencia del lugar en el que las coloquemos, existen modelos más convenientes según el espacio en el que vayan a ser instaladas.

✔️ Batiente de una o dos hojas. Se trata de una puerta con hasta dos hojas cuyo interior contiene materiales como el pladur, la lana o la roca.

✔️ Cortafuegos correderas. Las hay de distinto tamaño, puesto que están indicadas para grandes espacios como naves industriales. Se deslizan gracias a unas guías en la parte superior, y son recomendables para la sectorización de zonas.

✔️ Guillotina. Si no tenemos amplitud suficiente, debemos instalar esta puerta, ya que no necesita de espacio en los laterales para abrirse o cerrarse. Esto es algo que hace de manera vertical, accionándose automáticamente con el aviso del detector de incendios

✔️ Por secciones. Se distinguen diferentes secciones de un espacio, actuando como cortafuegos y como puerta seccional de uso cotidiano.

✔️ Registro cortafuego. Ideales para instalar en contadores o cuadros de máquinas. Son unas puertas pequeñas que evitan que el fuego se propague a consecuencia de un cortocircuito.

Expertos en puertas cortafuegos

En IGNOFOC estamos especializados en la fabricación de estos tipos de puertas cortafuegos. Ya hemos visto como su elección depende fundamentalmente de lo que necesitamos y del espacio del que disponemos. En nuestra web aportamos un catálogo de libre consulta con las opciones disponibles para resolver todas las necesidades.

Sin comentarios

Añadir un comentario